1978: nace la Asociación

Entre Cuenca y Madrid, reunión a reunión - en el conquense café Colón o en la madrileña cafetería del Teatro María Guerrero en una primera fase, luego, ya siempre en Cuenca, en el Hotel Torremangana y después en la Casa de Cultura - el proyecto fue tomando forma y por fin, a finales de 1977, quedó concluida la tarea con el remate de la normativa y con la constitución de una ya oficial comisión gestora encargada de presentarla, integrada por Enrique Domínguez Millán como presidente y por Carlos de la Rica y Fidel Cardete como vocales. Tras el posterior refrendo de una asamblea celebrada en Madrid en febrero de 1978, vendría ya, el 29 del siguiente junio, la entrega de la documentación y la inscripción en el registro. La Academia alcanzaba así su fe oficial de vida y, no muchos días después, el 16 de julio, llevaba a cabo la que por tanto podía considerarse ya su primera asamblea como tal. Tuvo lugar en el domicilio de Domínguez Millán en la calle de San Pedro y contó con la asistencia de prácticamente todos cuantos se habían mostrado interesados en participar en ella, aunque el paso del tiempo hubiera ido dejando por el camino bajas como las de Federico Muelas o Leonardo Martínez Bueno que, en la siguiente reunión de la Junta Directiva que, encabezada cual la previa comisión gestora por Domínguez Millán, fueron nombrados académicos de honor a título póstumo. En esa primera asamblea se eligieron también los primeros numerarios de la institución.