De Asociación a Real Academia

La consecución del objetivo inicial estaba cada vez más cerca: en agosto del año siguiente, 1985, se acordaba aceptar la sugerencia del Instituto de España y nombrar una nueva comisión pero, ahora ya sí, para tramitar para la asociación el título de Real Academia: la integraron Carlos de la Rica, Dimas Pérez Ramírez, Enrique Domínguez Millán, Raúl Torres y Gustavo Torner. Que su labor fue eficaz lo demuestra el que menos de un año después, el 26 de mayo de 1986, a propuesta del titular de Educación y Ciencia José María Maravall y previa deliberación del Consejo de Ministros en reunión del día 23, el monarca firmase el correspondiente Decreto que apareció publicado en el Boletín Oficial del Estado el 31. La primera reunión formal de la ya Real Academia se celebraba el siguiente 13 de noviembre para recibir oficialmente la noticia de esa publicación y la ya por tanto Corporación Académica de Derecho Público desarrollaba su primer acto oficial el 29 de ese mismo mes en la Diputación provincial con asistencia del ministro de Relaciones con las Cortes Virgilio Zapatero, del entonces Consejero de Cultura y luego Presidente de la Junta de Comunidades José María Barreda y del propio presidente de la institución que acogía el acto, Pedro Saugar Muñoz. En nombre de todos los académicos pronunció el primer discurso como miembro de la nueva entidad el antes presidente de la asociación y a partir de ese momento director de la misma, Carlos de la Rica. Al año siguiente la RACAL era recibida en audiencia por el Rey y, posteriormente, por el presidente de la Junta, José Bono.